Las líneas faciales prominentes pueden malinterpretarse como ira, ansiedad, fatiga o tristeza, y contribuyen a la apariencia de un rostro envejecido. Varios factores causan estas líneas indeseables, incluida la atrofia de la grasa, el daño solar, los cambios gravitacionales crónicos y las líneas hiperfuncionales. Las líneas hiperfuncionales son el resultado de la contracción de los músculos debajo de la piel y, según la ubicación, a veces se las denomina patas de gallo, líneas de lápiz labial, surcos en la frente y pliegues glabelares (entre las cejas). Al intentar eliminar estas arrugas, es importante abordar la fisiología subyacente, lo que significa paralizar el músculo.

Department