Durante el reflujo gastroesofágico, el contenido del estómago y el tracto digestivo superior puede refluir hasta el esófago, más allá del esfínter esofágico superior (un anillo de músculo en la parte superior del esófago) y hacia la parte posterior de la garganta y posiblemente el parte posterior de las vías respiratorias nasales. Esto se conoce como reflujo laringofaríngeo (LPR).