Método de aplicación de cremas y ungüentos directamente sobre la piel para prevenir o tratar trastornos cutáneos.