Los tumores carcinoides crecen lentamente y suelen aparecer en el tracto gastrointestinal o en los pulmones. Los síntomas gastrointestinales incluyen enrojecimiento de la piel y diarrea, y los síntomas que aparecen si el tumor está en el pulmón incluyen dificultad para respirar. Los tumores carcinoides generalmente comienzan en las células que producen hormonas de varios órganos en el tracto gastrointestinal como el estómago o los intestinos, aunque pueden desarrollarse en el páncreas o los testículos en los hombres y los ovarios en las mujeres.