En casos de melanoma avanzado, los médicos pueden realizar pruebas en una muestra de biopsia para ver si ciertos genes en las células cancerosas están mutados, ya que esto puede ayudar a determinar qué opciones de tratamiento funcionarán mejor para el paciente.