Si se requiere que el cirujano extirpe un gran trozo de piel para extirpar el melanoma en su totalidad, es posible que se requiera un procedimiento quirúrgico reconstructivo para cerrar la piel. Esto puede implicar la extirpación de piel de otra parte del cuerpo, como la parte superior del muslo, para cubrir el sitio donde se extirpó el cáncer de piel. A esto se le llama injerto de piel. Alternativamente, el cirujano puede rotar una porción de piel de un área vecina para cubrir el sitio. A esto se le llama colgajo de piel.