Para los pacientes con melanoma en estadio avanzado, la inmunoterapia puede mejorar la respuesta inmune natural del cuerpo al cáncer. La inmunoterapia recluta el propio sistema inmunológico del cuerpo y lo usa para combatir el cáncer en todo el cuerpo, lo que dificulta que las células cancerosas se escondan o desarrollen defensas contra él. La inmunoterapia tiene el potencial de seguir funcionando incluso después de que el paciente haya completado el tratamiento.