Se usa un bisturí para eliminar el crecimiento en su totalidad y parte del tejido circundante. Las biopsias por escisión generalmente se realizan en crecimientos que parecen ser melanomas.