La mayoría de los pacientes con cáncer de endometrio se someterán a una cirugía como paso inicial del tratamiento. Muchos pacientes no requerirán ningún tratamiento adicional después de la cirugía, aunque a algunos se les recomendará quimioterapia y / o radioterapia. El objetivo de la cirugía es extirpar la mayor cantidad posible de cáncer. Por lo general, esto implica la extirpación del útero y el cuello uterino (un procedimiento llamado histerectomía). A la mayoría de los pacientes también se les extirpan los ovarios y las trompas de Falopio en un procedimiento llamado salpingooforectomía bilateral (BSO). En muchos casos, se extirpan los ganglios linfáticos para determinar si el cáncer se ha diseminado más allá del útero. Si es así, el cirujano puede intentar extraerlo en un proceso conocido como reducción de volumen. Si el cáncer de endometrio se diagnostica en una etapa temprana, el cirujano tiene más posibilidades de extirpar todo el cáncer. Si los pacientes son diagnosticados en una etapa posterior, es posible que necesiten más de un procedimiento quirúrgico.