En el que las ondas de radio calientan la sonda para matar las células cancerosas.