Esta es una ensalada fácil de preparar porque requiere frijoles enlatados y brócoli congelado. Puede usar otra verdura congelada de su elección, como judías verdes o pimientos. Si prefiere cocinar sus frijoles desde cero y usar vegetales frescos, ¡adelante! Las verduras frescas se pueden agregar crudas para una ensalada crujiente, o se pueden cocinar al vapor y agregarlas a la ensalada. Esta ensalada rica en proteínas y fibra se adereza con aceite, ajo y jugo de limón.

Ingredientes

Brócoli - 1 bolsa (10 oz), congelado o 10 oz fresco Frijoles - 2 latas (15.5 oz) de frijoles bajos en sodio o sin sal añadida, de cualquier tipo* Aceite - 2 cucharadas de aceite de oliva, canola, vegetal, aguacate u otro aceite limón - ½ Polvo de ajo - ½ cucharadita Sal - ¼ de cucharadita

Instructiones

Step 1
Si usa brócoli congelado, descongélelo durante la noche en el refrigerador o en un recipiente apto para microondas en el microondas. Si usa brócoli fresco, enjuague bien.
Step 2
Picar el brócoli en trozos del tamaño de un bocado.
Step 3
Cuele y enjuague sus frijoles.
Step 4
Combine todos los ingredientes en un tazón grande. Pruebe y ajuste los condimentos (sal y ajo en polvo) a su gusto.

Notas

*Si un producto dice 'bajo en sodio' en la etiqueta, debe tener 140 mg o menos de sodio por porción. 'Sin sal agregada' significa que no se agrega sal durante el procesamiento. Si no puede encontrar estas versiones de frijoles enlatados, simplemente use lo que tiene y enjuáguelos bien para eliminar el exceso de sodio.

Los datos nutricionales a continuación se calculan para frijoles negros sin sal añadida.

Información nutricional