Un cáncer que se forma en un tipo de glóbulo blanco (células plasmáticas) que ayuda al cuerpo a combatir las infecciones al producir anticuerpos que reconocen y atacan los gérmenes. El mieloma múltiple hace que las células cancerosas se acumulen en la médula ósea, desplazando a las células sanas. En lugar de producir anticuerpos útiles, las células cancerosas producen proteínas anormales que pueden provocar problemas renales.