El diafragma, el principal músculo involucrado en la respiración, separa las cavidades torácica y abdominal. Cuando una persona inhala, disminuye la presión en los pulmones y ayuda a expandir la caja torácica. Al igual que con cualquier órgano o músculo, el diafragma está sujeto a trastornos y anomalías, que se presentan en muchas formas diferentes y pueden deberse a una lesión o enfermedad.

Síntomas

Los síntomas varían según el trastorno, pero pueden incluir:

  • Malestar o dificultad para respirar
  • Dolor en el pecho, hombro o área abdominal.
  • Hipoxemia (falta de oxígeno en la sangre)
  • Menos ruidos respiratorios
  • Parálisis, en casos raros

Causas

Las causas de las enfermedades del diafragma varían, pero generalmente son el resultado de problemas con la anatomía o el sistema neurológico, como:

  • Defectos congénitos, que ocurren al nacer y no tienen una causa conocida.
  • Defectos adquiridos, que ocurren como resultado de una lesión, accidente o cirugía.
  • Carrera
  • Trastornos musculares, como distrofia muscular.
  • Esclerosis múltiple
  • Trastornos de la tiroides
  • Lupus
  • Radioterapia
  • Infección
  • Desnutrición
  • Traumatismo en el músculo o nervio que atraviesa el pecho hasta el músculo