Las miopatías inflamatorias (dermatomiositis y polimiositis) son enfermedades autoinmunes que se dirigen a los músculos. Esto conduce a debilidad y niveles elevados de creatina quinasa (CK), un tipo de proteína. Los pacientes con dermatomiositis a menudo tienen erupciones cutáneas que pueden desfigurar y ser muy sensibles a la exposición al sol. Los pacientes con miositis inflamatoria a menudo tienen otras enfermedades autoinmunes, como lupus y esclerodermia.

Los reumatólogos de BMC tienen una amplia experiencia en el tratamiento de estas enfermedades y sus complicaciones. Tratamos a muchos pacientes con miositis inflamatoria en la clínica de Dermatología-Reumatología, una colaboración de los departamentos de Dermatología y Reumatología enfocada al tratamiento de pacientes que tienen afecciones que afectan tanto a la piel como al sistema musculoesquelético. Los pacientes pueden ser atendidos por ambas especialidades el mismo día para maximizar tanto la comodidad como la comunicación entre los proveedores, lo que mejora los resultados.

Nuestro programa de miositis está dirigido por la Dra. Monica Crespo-Bosque, quien trabaja con un equipo multidisciplinario de especialistas que brindan atención para todos los aspectos de las afecciones inflamatorias de la miositis. El equipo de atención multidisciplinar cuenta con socios en Pulmonar, Neurología, Patología, Dermatología y Fisioterapia, entre otros. Los proveedores recetan y controlan terapias especializadas, que incluyen muchos tratamientos nuevos, como varios productos biológicos, con asesoramiento adicional proporcionado por farmacéuticos y enfermeras en la clínica.