Una fractura de hueso es una fractura que puede afectar a cualquier hueso del cuerpo. Las fracturas requieren atención médica. La lesión es la causa más común, con síntomas que incluyen hematomas, sangrado, dificultad para respirar y, en el caso de una extremidad (brazo, pierna), deformidad. Enfermedades como la osteoporosis pueden debilitar los huesos, haciéndolos más susceptibles a romperse.