La anemia ocurre cuando no hay suficientes glóbulos rojos, las células que transportan oxígeno, en el cuerpo. Hay muchas causas, desde enfermedades como el cáncer hasta sangrado menstrual abundante. Los síntomas pueden incluir fatiga, dolor en el pecho, dificultad para respirar y más, y pueden pasar desapercibidos al principio, pero empeorar a medida que avanza la anemia.