En Boston Medical Center, nuestros neurocirujanos saben que no hay dos lesiones cerebrales o espinales iguales. Los traumatismos cerebrales y de la columna vertebral (lesiones físicas) difieren en complejidad y gravedad, pueden aparecer repentinamente o con el tiempo, y sus efectos pueden variar de leves a graves y sanar rápida o lentamente. Somos un Centro de Trauma de Nivel Uno con uno de los volúmenes más altos de Nueva Inglaterra, y nuestros neurocirujanos han desarrollado la experiencia necesaria para tratar eficazmente una amplia variedad de lesiones traumáticas del cerebro y la columna en adultos y niños. Podemos proporcionar diagnóstico y tratamiento de emergencia, así como tratamientos electivos para lesiones que no son de emergencia. Está en buenas manos con Boston Medical Center.

Los pacientes con traumatismo craneoencefálico pueden tener fracturas de cráneo o vasos sanguíneos cerebrales rotos que derraman sangre en la superficie del cerebro y, a menudo, tienen lesiones en el cerebro provocadas por estos problemas. Una de las operaciones comunes para el tratamiento de estas afecciones es la craneotomía, que implica la extirpación quirúrgica de una parte del cráneo para acceder al cerebro y aliviar la presión. A veces, el cerebro se lesiona tan gravemente o la pieza del cráneo está tan dañada que no se puede reemplazar. En tales casos, la piel del paciente se cierra directamente sobre el cerebro y se fabrica un implante sintético del mismo tamaño y forma para su implantación después de que se haya recuperado la lesión cerebral del paciente.

El tratamiento de las lesiones de la columna depende de la gravedad de la lesión o las lesiones. Por ejemplo, puede ser necesaria una cirugía inmediata para determinar la extensión de una lesión en la columna, aliviar la presión o estabilizar una fractura para prevenir un deterioro futuro y evitar el dolor o la discapacidad a largo plazo. Nuestros neurocirujanos están capacitados en diversas técnicas quirúrgicas y mínimamente invasivas que se utilizan para tratar traumatismos cerebrales y de la columna. Algunos tratamientos que normalmente han requerido operaciones grandes y extensas ahora tienen alternativas menos invasivas que pueden ayudar a reducir la extensión de la operación. Los beneficios de estos enfoques menos invasivos incluyen dolor posoperatorio, tiempo de recuperación más rápido, menor riesgo de infección y mejores posibilidades de minimizar el daño a las estructuras normales en el área quirúrgica, lo que puede ayudar a maximizar la efectividad y durabilidad del tratamiento quirúrgico.

Las lesiones cerebrales y de la columna a menudo ocurren con otras lesiones, lo que requiere un equipo de profesionales multidisciplinarios. Enfatizamos un enfoque colaborativo, trabajando con nuestros médicos de emergencia, equipo de trauma, radiólogos y terapeutas físicos y ocupacionales. Permanecemos con usted en cada paso del camino, a través de cualquier rehabilitación y seguimiento necesarios, brindándole atención continua. Nuestros neurocirujanos se coordinarán con nuestro centro de rehabilitación dentro del hospital o con uno de los muchos centros de rehabilitación con los que tenemos una relación. Trabajaremos en estrecha colaboración con fisioterapeutas y terapeutas ocupacionales y programaremos imágenes para monitorear su progreso y realizar cualquier procedimiento de seguimiento.