Las tomografías computarizadas utilizan equipos de rayos X y procesamiento por computadora para producir imágenes bidimensionales del cuerpo. El paciente se acuesta en una mesa y pasa a través de una máquina que parece una rosquilla grande y cuadrada. Los médicos solicitan tomografías computarizadas cuando quieren ver una imagen bidimensional del cuerpo para buscar tumores y examinar los ganglios linfáticos y las anomalías óseas. Si se usa un medio de contraste para mejorar la imagen de la computadora, es posible que el paciente deba evitar comer o beber durante 4 a 6 horas antes de la prueba. Los pacientes deben informar a su proveedor antes de la prueba si tienen alergias o problemas renales.

Department