La División de Cirugía Torácica atiende a los pacientes y sus familias con un objetivo común, tratar la afección y guiar al paciente por un camino lo más cómodo posible hacia la recuperación. El paciente será tratado en instalaciones de última generación con un enfoque multidisciplinario. El personal de diagnosticadores, cirujanos y enfermeras practicantes compasivos trabaja en colaboración para brindar a los pacientes el tratamiento médico más avanzado y efectivo y una atención al paciente incomparable.

Los tratamientos quirúrgicos avanzados que se ofrecen incluyen:

Bullectomía

La bullectomía es la extirpación quirúrgica de una bulla, que es una bolsa de aire en el pulmón que tiene más de un centímetro de diámetro (transversal). Las ampollas tienden a ocurrir como resultado de la destrucción del tejido pulmonar y enfermedades como el cáncer y el enfisema. Su presencia en el pulmón ocupa espacio, genera presión y bloquea la respiración.

Un paciente puede experimentar:

  • Presión en el pecho
  • Respiración dificultosa
  • Dolor
  • Una sensación de hinchazón
  • Fatiga

Las ampollas a menudo se diagnostican con:

Rayos X

Una forma de radiación electromagnética de muy alta frecuencia y energía. Los rayos X se utilizan para examinar y crear imágenes de cosas como los huesos y los órganos del interior del cuerpo.

o

Tomografía computarizada (TC)

Las tomografías computarizadas utilizan equipos de rayos X y procesamiento por computadora para producir imágenes bidimensionales del cuerpo. El paciente se acuesta en una mesa y pasa a través de una máquina que parece una rosquilla grande y cuadrada. Los médicos solicitan tomografías computarizadas cuando quieren ver una imagen bidimensional del cuerpo para buscar tumores y examinar los ganglios linfáticos y las anomalías óseas. Si se usa un medio de contraste para mejorar la imagen de la computadora, es posible que el paciente deba evitar comer o beber durante 4 a 6 horas antes de la prueba. Los pacientes deben informar a su proveedor antes de la prueba si tienen alergias o problemas renales.

La bullectomía generalmente no es una cura para la causa de la bulla, pero puede mejorar en gran medida los síntomas.

¿Cómo preparar?

Es importante seguir las instrucciones que le dé su médico para prepararse para la cirugía. Estos generalmente incluyen no comer ni beber nada después de la medianoche anterior a la cirugía, llevar todos los medicamentos al hospital y llegar una hora antes de la cirugía.

Es posible que tenga una cita previa a la admisión con una o dos semanas de anticipación, durante la cual se le realizarán análisis de sangre de rutina; cualquier imagen de corazón, pulmón o esófago; y una consulta con el anestesiólogo, quien le administrará un medicamento durante su procedimiento que lo adormecerá y aliviará el dolor.

Si es posible, realice alguna actividad física leve, como caminar, y lleve una dieta equilibrada antes de la cirugía programada. En la semana anterior, siga las siguientes pautas:

  • Limite el consumo de alcohol a uno o dos vasos al día.
  • Deje de consumir tabaco o reduzca la cantidad de cigarrillos que fuma cada día.
  • Haga una lista de todos los medicamentos que toma y llévela al hospital. Incluya en su lista medicamentos recetados y de venta libre, hierbas, suplementos, aspirina y corticosteroides.

¿Que esperar?

El día antes de su procedimiento, debe recibir una llamada del hospital. Se le dará información sobre el día de su bullectomía, incluido dónde ir y cuándo llegar. Deje joyas, tarjetas de crédito u otros objetos de valor en casa y use ropa cómoda.

Cuando llegue, lo llevarán a un área previa a la cirugía para que podamos tomar su temperatura, presión arterial, pulso y escuchar su corazón y pulmones. Colocaremos una vía intravenosa (IV) en su brazo, para que puedan administrarse medicamentos y líquidos antes, durante y después del procedimiento, y el anestesiólogo le dará medicamentos para conciliar el sueño.

La bullectomía a menudo se realiza mediante una toracotomía, en la que se hace una incisión de cuatro a seis pulgadas, generalmente debajo de la axila, o por video toracoscopia, donde se hacen pequeñas incisiones en el costado de su pecho. Un tubo delgado e iluminado llamado toracoscopio, así como herramientas quirúrgicas, se insertan a través de catéteres. En la videotoracoscopia, una pantalla de video y una consola guían al cirujano mientras extrae la bulla. Una vez que se retira, su cirujano cerrará la (s) incisión (es).

¿Qué es el proceso de recuperación?

Después de la cirugía, lo llevarán a la unidad de postanestesia y lo controlarán para detectar cualquier cambio en la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la respiración. Una vía intravenosa permanecerá en su brazo para mantenerlo hidratado y proporcionarle analgésicos, si es necesario. Si se insertó un tubo de respiración durante la cirugía para controlar su respiración, es posible que permanezca en su lugar por un tiempo breve. Su estadía con nosotros puede durar una noche o más, según el proceso de curación y el procedimiento.

Antes de irse a casa, su médico o enfermera le enseñará cómo cuidar su incisión. Poco a poco, a lo largo de unas pocas semanas, recuperará fuerzas y podrá volver al trabajo y participar en la actividad física.

Asegúrese de llamar a su médico si nota alguno de los siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Alta temperatura
  • Reacción alérgica, como enrojecimiento, hinchazón o dificultad para respirar
  • Dolor

Siempre tome su medicamento exactamente como se lo recetaron y asegúrese de llamarnos si tiene alguna pregunta o cambio.

Minitoracotomía

Por lo general, se hace una incisión de dos a seis pulgadas. Estas incisiones más pequeñas pueden disminuir el dolor y las cicatrices y mejorar el tiempo de recuperación. Su cirujano trabajará con usted y su familia para determinar la mejor opción terapéutica para usted. Usamos las técnicas menos invasivas siempre que sea posible, y usamos minitoracotomía para una amplia gama de cirugías torácicas, incluida la extirpación de tumores.

¿Cómo preparar?

Es importante seguir las instrucciones que le dé su médico para prepararse para la cirugía. Generalmente incluyen:

  • No comer ni beber nada después de la medianoche de la noche anterior al procedimiento.
  • Llevar una lista de sus medicamentos al hospital
  • Llegar al menos una hora antes de la cirugía.

Es posible que tenga una cita previa al ingreso antes de su procedimiento, durante la cual se le realizarán análisis de sangre de rutina y hablará con el anestesiólogo, quien le administrará un medicamento durante el procedimiento que lo pondrá a dormir y aliviará el dolor.

Si es posible, realice alguna actividad física leve, como caminar, y lleve una dieta equilibrada antes de la cirugía programada. En la semana anterior, intente:

  • Limite el consumo de alcohol a uno o dos vasos al día.
  • Deja de consumir tabaco.
  • Haga una lista de todos sus medicamentos y llévela al hospital. Incluya medicamentos recetados y de venta libre, hierbas, suplementos, aspirina y corticosteroides.

¿Que esperar?

Antes de su procedimiento, debe recibir una llamada del hospital. Se le dará información sobre el día de su cirugía, incluyendo adónde ir y cuándo llegar. Cuando llegue, lo llevarán a un área previa a la cirugía para que podamos tomar su temperatura, presión arterial y pulso, y escuchar su corazón y pulmones. Colocaremos una vía intravenosa (IV) en una vena de su brazo, para que le puedan administrar medicamentos y líquidos antes, durante y después del procedimiento.

¿Qué es el proceso de recuperación?

Después de la cirugía, lo llevarán a la unidad de postanestesia y lo controlarán para detectar cualquier cambio en la presión arterial, la frecuencia cardíaca y la respiración. Una vía intravenosa permanecerá en la vena de su brazo para mantenerlo hidratado y administrarle analgésicos, si es necesario. Si se insertó un tubo de respiración durante la cirugía para controlar su respiración, es posible que permanezca en su lugar por un tiempo breve.

Antes de irse a casa, su médico o enfermera le enseñará cómo cuidar su incisión. En los próximos días recuperará fuerzas y podrá volver al trabajo y participar en la actividad física.

Asegúrese de llamar a su médico si nota alguno de los siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Alta temperatura
  • Reacción alérgica, como enrojecimiento, hinchazón o dificultad para respirar
  • Dolor

Siempre tome su medicamento exactamente como se lo recetaron. Llámanos si tienes alguna pregunta o cambio.

Pleurodesis

Una terapia que ofrecemos a los pacientes con cáncer de pulmón para eliminar el exceso de líquido, llamado derrame pleural, del espacio entre los pulmones y la pared torácica que recubre los pulmones o pleura. Este líquido evita que los pulmones se expandan por completo cuando respira, lo que provoca dificultad para respirar. El derrame pleural generalmente se diagnostica mediante una radiografía de tórax; se puede tomar una muestra del líquido para confirmar su causa.

¿Cómo preparar?

Es importante seguir las instrucciones que le dé su médico para prepararse para el procedimiento. En general, las instrucciones incluyen:

  • No comer ni beber nada después de la medianoche de la noche anterior al procedimiento.
  • Llevar al hospital una lista de todos sus medicamentos recetados y de venta libre, hierbas y suplementos
  • Llegar al hospital una hora antes de su procedimiento

Es posible que tenga una cita previa a la admisión antes de su procedimiento, durante la cual le realizarán análisis de sangre de rutina, cualquier diagnóstico por imágenes necesario y una conversación con el anestesiólogo, quien le dará un medicamento durante su procedimiento que lo pondrá a dormir y aliviará el dolor.

¿Que esperar?

Colocaremos una vía intravenosa (IV) en una vena de su brazo, para que le puedan administrar medicamentos y líquidos antes, durante y después del procedimiento. Una vez que le hayamos administrado la anestesia y esté dormido, el cirujano hará una o dos incisiones pequeñas en su costado e insertará el toracoscopio. Otros instrumentos se insertan en las otras incisiones.

Esto le permite a su cirujano ver el área de su pecho en un monitor y guiar el uso de herramientas para que se pueda extraer el líquido. Luego soplaremos o rociaremos una solución de talco uniformemente sobre el pulmón y las superficies pleurales. Su cirujano retirará las herramientas una vez que haya terminado y cerrará las incisiones. Dejaremos un tubo en su pecho durante uno o dos días para que pueda drenar todo el líquido.

¿Qué es el proceso de recuperación?

Una vez que se completa el procedimiento, se coloca un apósito sobre las incisiones. Debe permanecer en su lugar durante 24 a 48 horas.

Le daremos instrucciones para cuidar su incisión y le recetaremos o recomendaremos analgésicos, si es necesario. Debido a que los medicamentos antiinflamatorios pueden prevenir la irritación necesaria para el tratamiento del derrame pleural, evite usarlos durante el tiempo que su médico le indique.

Tendrá una cita de seguimiento poco después de su procedimiento, pero llámenos mientras tanto si tiene alguna inquietud.