La radioterapia de haz externo (EBRT) generalmente se administra en el departamento de oncología de radiación cinco días a la semana (de lunes a viernes) durante cinco a seis semanas, aunque algunos métodos más nuevos han reducido el tiempo de tratamiento a unas pocas semanas o menos.

Si se recomienda radiación, el paciente regresará para una sesión de planificación llamada simulación, donde se obtendrá una tomografía computarizada en la posición de tratamiento para que se pueda diseñar un plan basado en la anatomía del paciente.

Cada sesión de tratamiento es indolora y generalmente dura menos de 10 a 15 minutos.

Los posibles efectos secundarios incluyen

  • Hinchazón y pesadez en el pecho.
  • Enrojecimiento o irritación en la piel sobre el área tratada.
  • Cansancio
  • Dureza en el pecho

Muchos de los cambios cutáneos asociados con la radioterapia de haz externo mejoran en los primeros meses de terapia. Los pacientes son examinados y seguidos para asegurarse de que todo esté mejorando como se esperaba.