¿Qué es la acalasia?

La acalasia es un trastorno de la deglución poco común que se caracteriza por dos problemas en el esófago. La primera es la falta de peristaltismo, que es el proceso involuntario de impulsar la comida desde la boca hasta el estómago. El segundo es la falta de relajación del esfínter esofágico inferior (EEI). Acalasia significa literalmente "incapacidad para relajarse". Ocurre principalmente en hombres y mujeres entre las edades de 25 y 60, y afecta a ambos sexos por igual. La incidencia de acalasia es de aproximadamente 1 de cada 100.000 personas al año.

El tratamiento de la acalasia requiere un enfoque interdisciplinario que se basa en diversas especialidades médicas. En BMC, los médicos de nuestro Centro de Terapias Esofágicas Mínimamente Invasivas brindan atención integral y de calidad que incluye oncología médica, oncología radioterápica, cirugía torácica, gastroenterología, patología, medicina pulmonar y radiología.

¿Cuáles son los síntomas de la acalasia?

Los síntomas pueden incluir:

  • Dificultad para tragar
  • Regurgitación
  • Pérdida de peso
  • Dolor en el pecho
  • Hipo o dificultad para eructar
  • Pérdida de peso

¿Cuales son las causas?

Las causas de la acalasia no se comprenden completamente.

¿Cómo se diagnostica la acalasia?

El diagnóstico generalmente se realiza como resultado de una o más de las siguientes pruebas:

Endoscopia

Recibirá un sedante y analgésico por vía intravenosa. Una vez que se sienta cómodo, el médico examinará el área con un endoscopio, un tubo iluminado con una pequeña cámara en el extremo. El médico podrá ver cualquier anomalía y tomar muestras de tejido (biopsias) si es necesario.

Manometría esofágica

Esta prueba mide la presión dentro del esfínter esofágico inferior (EEI). Se inserta un tubo delgado a través de la boca o la nariz hasta el estómago. Una vez que esté en su lugar, el médico empujará suavemente el tubo hacia el esófago y le pedirá que trague. Mientras lo hace, se medirá la presión y la coordinación de sus contracciones musculares. Si la presión es baja o el LES no se relaja adecuadamente, puede haber acalasia. Si la presión es baja o el LES no se contrae adecuadamente, puede indicar ERGE (enfermedad por reflujo).

Esofagrama

Un esofagrama, o esofagrama de contraste (también llamado deglución de bario), es una serie de radiografías de su esófago. Para un esofagrama, se le pedirá que beba un líquido de sulfato de bario mientras se toman radiografías del proceso de deglución. A medida que el líquido se mueve desde la boca hacia el esófago, el médico puede evaluar cualquier estrechamiento, agrandamiento o anomalías. Lo más probable es que le pidan que no coma ni beba durante 8 a 10 horas antes de la prueba.

¿Cómo se trata la acalasia?

La acalasia se puede tratar quirúrgicamente y no quirúrgicamente. Ninguna técnica puede curar completamente la afección, pero ambas tienen la capacidad de mejorar los síntomas.

  • Medicamento

específicamente con nitratos y bloqueadores de los canales de calcio, a veces es capaz de relajar los músculos del esfínter esofágico inferior (EEI) lo suficiente como para aliviar la acalasia. Investigaciones recientes han sugerido que las inyecciones de toxina botulínica (Botox) también pueden relajar el LES al paralizar temporalmente las células hiperactivas que causan la contracción.

Dilatación neumática (globo)

Utilizada en pacientes con esófago de Barrett, la dilatación neumática consiste en colocar un globo especializado en el esófago y luego inflarlo para crear una abertura más grande en el esófago.

Miotomía

Las opciones de tratamiento para las afecciones esofágicas varían, pero una de las terapias a largo plazo más efectivas es la miotomía, que es un término genérico para la cirugía en la que se corta un músculo. En las afecciones esofágicas, el cirujano generalmente corta las fibras musculares en el esfínter esofágico inferior, o LES, para corregir la afección.

Hay tres formas de realizar una miotomía:

  • Cirugía abierta, mediante toracotomía o incisión. Cuando se usa para tratar la acalasia, esto se llama miotomía de Heller.
  • Laparoscópicamente, a través de pequeñas incisiones en el abdomen. Un tubo delgado e iluminado llamado laparoscopio y otras herramientas quirúrgicas se insertan a través de las incisiones para permitir que el cirujano trabaje en el esófago.
  • Miotomía robótica, cuando un cirujano guía instrumentos robóticos en el abdomen usando una consola de computadora. Los movimientos naturales de la mano del cirujano se transmiten a los instrumentos robóticos, que imitan los mismos movimientos que se usarían si se usaran incisiones más grandes, lo suficientemente grandes para las manos del cirujano. Boston Medical Center fue el primer centro en Nueva Inglaterra en realizar procedimientos torácicos, como la miotomía de Heller, utilizando robótica.