¿Cómo se diagnostica una fractura de codo en niños?

Después de analizar los síntomas y el historial médico de su hijo, su médico realizará un examen cuidadoso del brazo de su hijo para determinar la extensión de la lesión. Él o ella buscará:

  • Sensibilidad
  • Hinchazón
  • Moretones
  • Movimiento limitado
  • Cambio de color en la mano, una indicación de que la circulación se ha visto afectada.

Durante el examen físico, su médico también verificará si se ha producido algún daño en los nervios o los vasos sanguíneos.

Los rayos X proporcionan imágenes claras de estructuras densas como los huesos. Una radiografía indicará qué tipo de fractura se ha producido y si los huesos se han angulado o se han desalineado (desplazado). Debido a que los huesos de un niño aún se están formando, su médico puede solicitar radiografías de ambos brazos para comparar.