Una disección aórtica es una afección grave en la que se desgarra la capa interna de la aorta. Cuando la sangre atraviesa el desgarro, hace que se separen las capas interna y media de la aorta. Cuando esto sucede, puede ocurrir una ruptura aórtica o una disminución del flujo sanguíneo, lo que puede ser fatal. Las disecciones aórticas se dividen en dos grupos, tipo A y tipo B, según la parte de la aorta afectada.

Síntomas

Los síntomas incluyen:

  • Dolor repentino en el pecho o en la parte superior de la espalda
  • Dificultad para respirar
  • Pérdida de consciencia
  • Discapacidad para hablar o pérdida de la visión.
  • Debilidad o parálisis en un lado del cuerpo.
  • Pulso débil en un brazo

Causas

Se produce una disección aórtica en el área debilitada de la pared aórtica. Un factor que puede causar una disección aórtica es la presión arterial alta. Además, un paciente puede nacer con síndrome de Marfan, una afección asociada con la aorta debilitada o agrandada que podría causar una disección aórtica.

¿Quién corre riesgo?

Los pacientes con mayor riesgo de disección aórtica incluyen aquellos que son hombres, tienen 60 años de edad, tienen presión arterial alta no controlada, tienen aterosclerosis, tienen una arteria debilitada o abultada o tienen una aorta estrecha desde el nacimiento. Además, los pacientes con enfermedades como el síndrome de Turner, el síndrome de Marfan, afecciones inflamatorias o infecciosas u otros trastornos del tejido conectivo tienen un mayor riesgo de disección aórtica.

Diagnósticos

Cuando un médico nota síntomas comunes, puede realizar una prueba de disección aórtica en un paciente con una tomografía computarizada o una resonancia magnética.

Tratamiento

Una disección aórtica es una emergencia médica que requiere tratamiento inmediato.

  • Medicamentos: para reducir la frecuencia cardíaca y la presión arterial y evitar que la disección de la aorta empeore
  • Cirugía: es posible que se requiera terapia endovascular mínimamente invasiva con stents cubiertos o cirugía abierta para tratar ciertos tipos de disección aórtica.