Para la braquiterapia vaginal, se coloca un aplicador que contiene semillas radiactivas dentro de usted para administrar una dosis alta de radioterapia en la parte superior de la vagina. Este procedimiento se realiza en la clínica de forma ambulatoria, pero puede requerir pasar la noche en el hospital.