La radioterapia de haz externo es uno de los tipos más comunes de radiación para el tratamiento del cáncer. La radiación proviene de una máquina fuera del cuerpo y la administra a un lugar específico dentro del cuerpo.